El origen de la yema tostada es incierto. Se piensa que surgió hace más de 70 años como medida para aprovechar el exceso de yemas sobrantes en la elaboración de otros postres. Esta situación promovió la experimentación y creación de nuevos postres y usos para las yemas sobrantes. La yema tostada fue el postre más relevante de mediados del siglo XX, época en la cual se fijó como un postre tradicional en la cultura española.

undefined

Este dulce presenta características exquisitas y maravillosas, un verdadero deleite para el paladar. La yema tostada debe presentar un color dorado suave en su exterior debido al caramelo y una textura delicada, blanda y jugosa. El interior de la yema tostada es de un color amarillo natural característico de las yemas. Un color simple y ligero es sinónimo de calidad y excelencia. Tradicionalmente este postre se elabora con medidas que no superan los 5 centímetros, sin embargo, cada bocado es un manjar que no debes dejar de probar.

La yema tostada se elabora mediante procedimientos artesanales con más de 70 años de tradición. La receta presenta ingredientes básicos como las yemas, agua y azúcar. Varios maestros pasteleros han decidido darle su toque personal, sin embargo, una yema tostada de calidad debe mantener sus rasgos tradicionales.

La yema tostada a pesar de ser un dulce es un alimento de poco contenido calórico. Esto se debe a sus bajos niveles de grasas y proteínas. Las características nutricionales de este postre lo hacen apto para su consumo por personas celíacas.

La cocción ideal de la yema tostada debe presentar una consistencia suave y cremosa. Probar el sabor autentico de este postre y sentir como se funde en el paladar es una experiencia única y divina. ¡Anímate! No dejes de probar la yema tostada.

La yema tostada puede conservarse en el frigorífico, sin embargo, si deseas degustar este postre es recomendable sacarlo unos minutos antes del frigorífico y así disfrutar al máximo de sus deliciosas cualidades. Al conservarlo en frigoríficos es recomendable taparlos ya que este postre presenta humedad en sus características y no hacerlo cambiaría mucho sus cualidades.

En Yemas Conrado contamos con más de 150 años de experiencia y tradición pastelera. Esta gran trayectoria y dedicación ha sido posible gracias a la aceptación y preferencia de nuestra distinguida clientela, los cuales día a día se han decantado por nuestro selecto grupo de postres y confites.